Julia Resnicoff
Psicoanálisis de niños y adolescentes - Adicciones en la infancia, maltrato y violencia familiar

Violencia física, maltrato emocional, abandono físico y emocional y abuso sexual
- El abuso y el maltrato son enfermedades que requieren tratamiento y cuidado
- El primer objetivo de atención es un niño, que sufre y que hay que proteger.
- El segundo es que nuestro accionar provoca la ruptura de la cadena generacional de violencia, del circulo del abuso y el maltrato
- En esta temática se sale de la intimidad del consultorio hacia la interdisciplina y la interinstitucionalidad
- Cuando un padre maltrata o abusa, ¿quien es el paciente: el padre, el hijo. ambos, toda la familia. ?¿Se pueden dejar afuera los factores sociales que entran en juego?
- El trabajo interdisciplinario es imprescindible para un tratamiento exitoso.
- Los que maltratan y abusan en un 70% han sido personas maltratadas y hay en general 4 categorías de clasificación:
- Violencia física, maltrato emocional, abandono físico y emocional y abuso sexual 
- Asistencia individual y Psicodiagnosticos. 
- Tratamiento y Orientación a padres. 
- Asistencia a niños y adolescentes abusados. 
- Atención a niños, victimas o testigos de violencia familiar. 
- Asistencia en grupos de niños y adolescentes. 
- Entrevistas diagnosticas y / o de orientación en equipo interdisciplinario. 

Los profesionales de la atencion en niños y adolescentes:
Dra Silvia Ugarte, abogada de familia. 
Alicia Gonzalez, terapeuta familiar y asistentes sociales. 
Lic en Psicología Flora Resnicoff. 
Dra Ariela Knallevsky médica clinica especialista en adolescentes. 
Dra Cristina Vado medica ginecóloga. 
Atención integral del adolescente. Crecimiento y desarrollo.
Prevención , detección y tratamientos de Conductas de Riesgo.
Adicciones, trastornos de la conducta alimentaria, etc.

¿Donde queda el bienestar infantil en el mundo del mañana ?:
IMPORTANCIA Y NECESIDAD DEL TRABAJO INTERDISCIPLINARIO EN SITUACIONES FAMILIARES CONFLICTIVAS:

Estamos viviendo una temporalidad agitada y múltiple. Han caído todas las certezas, profundos cambios teóricos han producido cambios en los modos de vida y estos a su vez , han generado diferentes problemas, nuevas patologías que exigen diversas formas de abordaje.
En este contexto la interdisciplina se presenta no ya como una elección, sino más bien como una necesidad, ante el evidente fracaso de las distintas disciplinas vinculadas con la familia al intentar trabajar en forma individual y aislada en la solución de estos problemas.

Los conflictos familiares no son otra cosa que la expresión manifiesta de una compleja trama subyacente que a veces, ni siquiera los propios protagonistas conocen. El abordaje debe ser hecho desde la psicoterapia, desde el derecho,desde la asistencia social, desde la clinica, pues si tomamos una sola de estas rama exclusivamente, resulta ineficaz por cuanto el abogado de familia por ej. solo no está preparado para detectar, comprender y mucho menos modificar esa trama que da origen al conflicto.

Al carecer de los conocimientos necesarios no es infrecuente que el abogado pierda la objetividad y se embandere con su defendido, prolongado los letrados entre sí la situación de mutua agresión que se pretende solucionar en la instancia judicial.

Lo deseable sería lograr mantener el equilibrio y la claridad necesarias para ordenar sin desordenarse en el trabajo con estos grupos familiares caóticos donde las diferencias están borradas, con padres inseguros, inmaduros e infantiles que tienen "hijos- padres" que asumen la defensa y responsabilidades de sus progenitores con el consiguiente daño emocional.

Esto resulta sencillamente imposible si no se cuenta con el apoyo de profesionales capacitados para reconocer y manejar el conflicto oculto. ( En mediación hablan de "posiciones"- lo manifiesto, e "intereses" -lo subyacente.- Los terapeutas por su parte, muy frecuentemente necesitan apelar al encuadre firme de la ley para ordenar y dar un corte a situaciones de desborde y descontrol en los vínculos familiares.

Muchas veces resulta de fundamental importancia conocer la implicancia jurídica de determinadas decisiones a fin de realizar la elección correcta.

Es decir que ambos sistemas: el jurídico y el psicológico se benefician trabajando en equipos interdisciplinarios de cuya buena integración dependerá el éxito de la tarea. El chequeo mutuo, el díalogo, la discusión, el disenso, son las herramientas infaltables para construir una estrategia la cual, por otra parte, está sujeta a una contínua evaluación por parte del equipo, lo cual minimiza el peligro de quedar los profesionales, atrapados en el discurso seductor del paciente.

La presencia de la trabajadora social, nexo espontáneo entre lo jurídico y lo psicológico, incorpora al equipo la visión directa del cuadro familiar, información de sumo valor en este complejo abordaje.-

De esto se trata el trabajo interdisciplinario. Mucho más que el trabajo conjunto de distintas disciplinas, se trata de unificar criterios para encontrar un lenguaje común a través de la integración de los distintos puntos de vista, resignificando estos nuevos espacios que la sociedad actual y la comunidad hoy nos requieren.-

Divorcios conflictivos, parentectomía, síndrome de alienación parental, abuso y maltrato infantil, violencia familiar, tenencias litigiosas, son en estos tiempos situaciones harto frecuentes y de muy complejo abordaje. Este es el campo habitual del trabajo interdisciplinario.-

¿QUIEN ES EL PACIENTE?
Para el abogado de familia, tanto como para el terapeuta individual o familiar el paciente es LA FAMILIA, y dentro de ésta, la prioridad la tienen los menores. Frecuentemente nos encontramos con familias que han recorrido un sinfín de terapeutas o abogados, haciendo consultas. Expedientes que llevan años de tramitación, cientos de fojas, dictámenes, planteos, resoluciones en las que los menores son poco menos que un dato contingente y sin importancia. Por otra parte,los padres luchan entre ellos invocando su interés por la "salud psíquica y física del niño" pero lo cierto es que pocas veces se lo escucha y a menudo ni siquiera se lo conoce y nadie controla la implicancia que esta situación de eterna batalla tiene sobre el. La estructura judicial por su parte, muchas veces queda atrapada, transformándose así en una herramienta ,más de la violencia cruzada que puede llegar a mantenerse por años. Todo esto muchas veces podría evitarse mediante el trabajo interdisciplinario previo al litigio judicial.

En el proceso de tratamiento, y a los fines de que la terapia sea efectiva, los padres o adultos a cargo del niño victimizado, deben formar parte de dicho proceso. La inclusión de los padres será mas o menos intensa, de acuerdo al momento del tratamiento y a las características de los adultos y de los niños. Pero siempre es parte de una intervención clínica planificada, y a los fines de realzar el trabajo terapéutico.

1- Uno de los beneficios de la inclusión es llevar adelante mas rápidamente los objetivos terapéuticos, reduciendo el sentimiento de desesperación por lo acontecido, y disminuyendo la acomodación del niño en el rol de victima (consecuencia bastante común en el proceso de superación del trauma)

2- Al estar comprometidos los padres, disminuyen los sentimientos de vergüenza y secreto. Se puede hablar y compartir lo acontecido. El niño siente que podrá llevar su problema adelante, que podrá superarlo.

3- Promueve la auto aceptación del niño, al ver que los demás lo aceptan.

4- A los padres se les provee de información y ellos pueden colaborar de manera efectiva para convertirse en soportes de las necesidades del niño traumatizado.

Mejorar y reforzar la relación entre el niño traumatizado y el adulto a cargo, es un objetivo terapéutico, sobre todo si hubo problemas en la relación, o si el niño fantasea o siente que sus papas no lo cuidaron bien por no haber podido evitar el suceso traumático.

Curriculum Vitae
Graduada de la Universidad de Buenos Aires como Licenciada en Psicología. Sus Practicas Hospitalarias las realizó en el Hospital Alvear, C.A.M.I. (Consejo Argentino de Mujeres Israelitas), AMSA,
Técnica en Trabajo Institucional. Especialista en Familias. Fortaleció su formación académica con seminarios de : Orientación Vocacional, en la Asociación de Psicoterapia de Grupo de Buenos Aires, Neurolingüística, y Psicología Sistèmica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Ha realizado curso de post-grado en Sexología Clínica. Miembro Titular en el Congreso Latinoamericano de Psicopatología, y Jornadas de Psicoanálisis de Niños y Tratamiento con Padres de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires. Actualmente dedicada a Violencia Familiar y Abuso en Niños. Así mismo es Miembro Adherente de la I.S.P.C.A.N. (International Society for Prevention of Child Abuse and Neglect).

En la practica privada se especializa en Familia, Niños y Adolescentes. Ha completado su formación profesional en los cursos , practicas y certificación en el area de Mediación..


MENU DE ARTICULOS

CUANDO LA PRESENCIA ES UN VACIO
JUVENTUD DIVINO TESORO


Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

COLABORADORES | SUSCRIBIRSE | ADMINISTRACION | CONTACTENOS | Tel: (54) 11 4782-3424