Dante Tortonese
Tratamiento de la obesidad

Tratamiento de la obesidad
Dante Tortonese

Información general

Concepto

La obesidad, entendida como enfermedad crónica o condición corporal, es una entidad caracterizada por la acumulación excesiva de tejido adiposo, con aumento del peso corporal total, definido este por comparación con la normalidad estadística.

Los depósitos de lípidos (grasa), porción mayoritaria del llamado tejido adiposo, constituyen formas de almacenamiento energético fisiológicamente disponible frente a posibles necesidades futuras. Sin embargo, cuando estas reservas son excesivas, pueden representar un riesgo para la salud o condicionar negativamente el bienestar personal. Paradójica situación, en la que los pacientes llegan a la consulta deseosos de desembarazarse de depósitos que jamás tendrán que utilizar.

Algunos consecuencias

Se encuentra bien documentada la asociación entre la obesidad y el desarrollo de graves patologías así como también su exageración y agravamiento. Tal es el caso de la hipertensión arterial, la diabetes, la enfermedad cardiovascular, la arterioesclerosis, la patología articular, la enfermedad biliar y la apnea del sueño entre otras. Es ilustrativo acerca del desventajoso estado comparativo que presenta un organismo en esta condición, el inusitado aumento del riesgo de morbimortalidad que presentan ante la eventualidad de tener que ser sometidos a algún tipo de intervención quirúrgica.

¿ Cuales son las causas de la obesidad?

Desde hace ya varias décadas se ha insistido suficientemente acerca del carácter poligénico de esta enfermedad. Multiplicidad de causas que implican factores genéticos, hereditarios, hormonales, dietético ambientales, psicológicos y socioculturales. Sin perjuicio de esta variedad, podemos decir que la experiencia clínica y el peso de la evidencia reunida, nos han llevado a poner el acento de una hipótesis explicativa, en la excesiva ingesta de alimentos para unas necesidades nutricionales dadas. Aceptado esto último y resueltos en la búsqueda de las causas principales, dirigimos ahora nuestra pregunta sobre aquellas circunstancias que determinan la imposibilidad de una mejor convivencia entre los hábitos cotidianos de alimentación y los objetivos manifiestos declarados.

¿Se ha preguntado usted, porqué los tratamientos más solicitados, o los que aparecen como más efectivos, al menos en el corto plazo, son aquellos que, o suprimen el apetito o ponen límite de alguna forma externa a lo que el paciente pudiera comer?

La obesidad como evidencia de aquello con lo que no se puede

Las más de las veces, la consulta se plantea en los términos de "no puedo bajar de peso" ubicada esta imposibilidad ya sea en el lugar de un "metabolismo lento" y poco colaborador, una excesiva "retención de líquidos", o el muy honesto "no puedo parar de comer".

Correspondiendo a esta demanda, la mayor parte de las propuestas de tratamiento emanadas desde distintos sectores, profesionales o comunitarios, se han centrado valiéndose de diversos elementos, en brindar una ayuda para que alguien se maneje con aquello que no puede. Será además quien dirija el tratamiento el encargado de decidir aquello que el paciente pueda o no pueda comer, beber etc. Esto al menos mientras dure el tratamiento. En el mejor de los casos, el de un tratamiento exitoso, la duración del efecto conseguido el llamado "mantenimiento", dependerá de que el paciente "pueda", esta vez sí, incorporar y sostener los hábitos que posibilitaron la obtenida mejoría.

¿Se habrá modificado esta vez algo más que el fiel de la balanza, algo que nos permita suponer un cambio más profundo o una superación de las condiciones que hacían a aquella "imposibilidad" originaria?

Orientación

Nuestra propuesta, derivada de la experiencia obtenida en los últimos años en el tratamiento de pacientes obesos, está dirigida a todos aquellos a quienes la temática enunciada se les presente como un problema de difícil resolución, y de manera especial a aquellos pacientes que habiendo realizado distintos tratamientos, no hubiesen encontrado una respuesta satisfactoria y duradera a su s expectativas más sensatas.

Motivos de la propuesta

No todos los pacientes toleran de buen grado los efectos colaterales desagradables que poseen algunos fármacos efectivos en el control del apetito.

No todos están dispuestos a colocarse un dispositivo plástico que disminuya el tamaño de sus estómagos.

¿Será en verdad inevitable, el pasarse años o décadas, alternando períodos de dietas con otros de descontrolado aumento de peso?

Nuestra experiencia avala la afirmación de que es posible una más justa adecuación entre los objetivos propuestos y los resultados alcanzados y es por esta razón que estamos seguros de que podemos ayudarlo.

Información para pacientes

¿Sabía usted, que la inmensa mayoría de los pacientes que llegan a la consulta lo hacen luego de haber transitado varios tratamientos anteriores?

Estadísticamente, la mayor parte de quienes inician un tratamiento para su obesidad no logran ver resuelta su problemática ni tan siquiera a mediano plazo.

El motivo de esta dificultad, las más de las veces es adjudicado casi tautológicamente al carácter crónico de la patología, cuando no a la incapacidad del paciente para retener aquellos saludables hábitos alimentarios indicados durante el tratamiento.

A la inversa, existe consenso acerca de que el éxito duradero de un tratamiento, se basa en que el paciente logre modificar su modalidad de alimentación anterior e introducir algunos cambios en el llamado "estilo de vida".

Conclusión

A la luz de estas y otras observaciones realizadas sobre la práctica en el campo de la clínica de la obesidad, elaboramos nuestra estrategia de tratamiento dirigiéndola sobre aquello que se halla en la base de su circular, pero que definomos ahora como evitable, cronicidad. Aquella dificultad más verdadera de cada paciente con su obesidad. Aquella por la que incluimos a la obesidad dentro del espectro de las llamadas adicciones en el sentido amplio de este término.

Somos concientes del derecho que asiste a cada uno en lo que atañe a la posibilidad del recurso a la magia como intento de solución. Y de que una renovada esperanza podrá siempre depositarse en alguna nueva apuesta, aún cuando interiormente se sepa que será "más de lo mismo" (técnicamente llamada "negación").

Para aquellos pacientes que no quieran hacer uso de aquel recurso, o aquellos que deseen obtener los beneficios de un tratamiento más genuino para la resolución de su problemática, es que acercamos nuestra propuesta.


Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

COLABORADORES | SUSCRIBIRSE | ADMINISTRACION | CONTACTENOS | Tel: (54) 11 4782-3424